Destilado

By | domingo, agosto 01, 2010 Leave a Comment

Bajo el cielo salvaje donde despunta el última luz del ocaso, se estira el grito sordo en mis ojos.

Agujas apuntando arriba
hierba que azotaba mi rango y azufre en las venas

Los chamanes se fueron y la semilla del futuro con ellos

El día que intenté levantar una piedra
cien árboles envueltos en llamas

Agujas apuntando arriba hierba que azotaba mi rango y azufre en las venas

Ahora solo me queda buscarme de amante
las respiración

Dejo los palios y corro, corro


No te vuelvas gris
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios: