Habrá que desmayarse

By | viernes, abril 15, 2011 1 comment

Nunca pensé que desmayarse 
significaba adentrarse en los días de Junio.
Para desmayarse antes hay que desabrilarse y desmarzarse.
Como el hijo de Diciembre, me devisto de meses en los siempre ajenos e impersonales aledaños de las estaciones.
El indomable ciclo del metamorfoseado tiempo, 
me obliga a transformarme siempre 
con la elegancia de una invitación inconstestable.

La fecundación de mi prima Vera, 
el calor de los días enjuliados, 
la tierra sombra consumida en la cumbre de Octubre, 
y el entrañable cuchillo helado que unta blanco titanio en el frente enerado.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

1 comentario:

  1. Un itinerario de inusual belleza por el paso del tiempo. Otro año más...
    Saludos

    ResponderEliminar