El fascismo de toda la vida

By | lunes, febrero 01, 2016 Leave a Comment
Viñeta de Lumpen
Ilustración de Lumpen

Es fascista retirar sus bienes y su dinero a los refugiados en Dinamarca, como fascistas son Amanecer Dorado en Grecia y Svoboda en Ucrania caminando con ritmo político y con arrebatos de ilegalidad, con la violencia a golpe de estado.

La ultraderecha con simbología nazi capitaneó el golpe de Euromaidan, Ucrania. 2013.

La extrema derecha de Amanecer Dorado muestra sin tapujos su fascismo en Grecia.


También son fascistas los encapuchados de Estocolmo (Suecia) atacando y amenazando a los refugiados allí huídos. Es fascista que en Reino Unido pinten de rojo las puertas de las casas de los refugiados y les hagan portar pulseras rojas para identificar quienes son. 

 
Puertas y pulseras rojas para 'marcar' a los refugiados.


También lo es en España tras la exhumación de una fosa franquista por orden judicial, decir (concejal PP Murcia) que "han pasado 80 años, que todos están muertos, que hay quien no tiene nada que hacer" como si la dignidad de las víctimas fuese una privilegiada exquisitez reservada solo en el marco de lo retorcidamente justo según procedan o les venga en gana, aunque les aceche el Derecho Internacional. 


El fascismo de toda la vida, vamos.
Pues despunta de nuevo en tiempos oscuros, comienza a ebullir ese fascismo templado y manso de las últimas décadas, rescoldos de un fuego mal apagado. Y cuidado, que acabamos pensando como ellos.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios: