Odie usted a Guillermo Toledo

By | martes, octubre 13, 2015 1 comment



Las redes sociales son personales. Los que hacen pasta con los contenidos personales mercadeándolos en público son los medios. PON UN TITULAR llamativo y entrarán millones de cibernautas que mientras se regodean en la rabia colectiva y facilona, les darán un pastizal por cada entrada y visita al portal de su web. La facilidad con la que inyectan odio porque sí para que la gente se monte en el barco es pavorosa.

A Willy Toledo solo le hace responsable de sus declaraciones el tono de las mismas, es su problema. 
Pero a Willy Toledo lo he visto en manifestaciones por los derechos laborales, esos de los que tanto nos quejamos cuando se lo contamos a un amig@ para desahogarnos y nos resignamos a aguantar en ellos para no perder el empleo. También lo he visto en las manifestaciones bajo el lema PAN, TECHO y TRABAJO, que bien detallado Derecho viene en la Constitución de nuestro país, esa que mucha gente no ha optado por leerla antes que comprarse una bandera rojigualda, la de tu país. La misma Constitución que nos da el Derecho a tener un empleo, exigencia de la que muchos se han quedado en la queja sin mover un dedo ni dar un paso en la calle para mostrar un poco de dignidad antes que permanecer mansos, silenciosos y conformistas, esa que casi la mayoría ya parece haber olvidado que sigue siendo pública y con derecho a hablar en ella. 
También le he visto en manifestaciones apoyando a los agricultores, a los jornaleros y los trabajadores del campo que tan maltratados están siendo por el sistema de mercado, que bien se está cebando con ellos, por no decir que es el sector laboral más dañado de este sistema político tan oxidado ya que tenemos. Pero parece que no existen, no son de la gran urbe y no dan el mismo juego periodístico e informativo. Sí, los trabajos y empleos del campo, los de toda la vida, esos que le han tostado la nuca con cientos de jornadas al sol a nuestros padres, madres, tíos, tías, abuelos y abuelas, esos mismos que se llevan una santísima miseria de salarios para que nosotros nos comamos un McWhopper con patatas por un puto pavo en el burguer. También le he visto embarcar en una flotilla con ayuda médica y alimentaria rumbo al pueblo de Gaza, que bien necesitada está de ayuda exterior, y peligrosa es la tarea, algo con lo que empatiza la mayoría cuando observa las penurias que allí ocurren por televisión pero pocos ponen en práctica con su voluntad de hacer algo.


A Soldado lo he visto marcar goles y dar mucha satisfacción. A Frank Cuesta lo he visto hacer programas de tv y dar mucho entretenimiento. Pero a Willy Toledo lo he visto más cerca de mis posturas y reivindicaciones que palpamos a diario que a los dos anteriores. Y sí, también está más cerca de las vuestras de lo que imagináis, aunque él use un lenguaje diferente e irritante. Pero aquí lo que más cabrea es que se burlen tu bandera, más incluso que de tu estado de submediocre, muy español pero submediocre, más que si se burlasen de un parado laboral indefinido y sin ayudas, más que si lo hiciesen de tu dignidad como trabajador pisoteado con un contrato con menos valor que una servilleta, más que si se burlasen de la decencia de tu salario como una persona digna cualquiera y no como esclavo que trabaja por dos perras. Pero eso no importa, lo que importa es pedir que lo ahostien por lo que ha dicho "ahora", ignorando por completo lo que ha hecho "en otros momentos". Todo el mundo estalla alguna o algunas veces en su vida, lo que ocurre es que no se convierte en titular de periódicos.

Honestamente, estoy más cerca de los actos de Willy Toledo, que más tiene que ver con el escalafón de la mayoría que estáis leyendo esto, que de otras posturas de las que por no querer ver como me inducen el odio ajeno, acabamos queriendo "cerrarle la boca a ese puto chivo expiatorio", no vaya a ser que encontremos similitudes con él.

"No insulte usted a mi bandera, que me ofendo mucho. Tenga, sáltese mi Constitución que me irrita menos". 

Yo no soy Willy Toledo. No uso su lenguaje ni su tono personal para decir lo que piensa porque mi tono es otro. Ni tampoco voy a justificar sus érrores, que los ha cometido. Sin embargo tengo bastante claro en que lado del tablero me voy a colocar con él. No hegemonicéis tanto el insulto a la bandera de España, daros un respiro, que los que se están cargando tu sentimiento de ser español son otros. 
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

1 comentario:

  1. Hola Antonio, muy interesante todo lo que dices y magníficamente escrito. No sé quien es willy Toledo, ni estoy en el mundo laboral, pero estoy de acuerdo contigo en muchas cosas. Mucha pasividad y conformismo en casi todos los sectores, así nos va...

    ResponderEliminar