Cómo identificar un escudo franquista y diferenciarlo de los demás

By | sábado, septiembre 23, 2017 Leave a Comment

A menudo, cuando saltan a la palestra casos sobre la exaltación pública de banderas y símbolos franquistas, un grupo notable de comentaristas de la red interviene en calidad de conocedores de la Historia de España con argumentos que, dejándose así mismos en evidencia, quedan fuera de la realidad y se caen por su propio peso. Argumentos que de haber sido analizados un poco antes de soltarlos, presentan el tono reaccionario de la ofensa a sus queridos símbolos, y cuya tensión acumulada, por no reconocerse públicamente como filofranquista de forma natural, les empuja a defenderlo por caminos históricos, curiosamente, quitándole peso y gravedad a sus propios emblemas franquistas.

No tenéis ni idea, el águila es la del escudo de los Reyes Católicos
dicen.

"No tenéis ni idea, el águila es la del escudo de los Reyes Católicos", es la frase más empleada por los nostálgicos que exhiben la banderita para tratar de desmontar tu acusación. Sin embargo, ante la obviedad del dato, parecen no tener más fondo y, sin tener mayor defensa, se aferran a que el elemento rapaz del águila es anterior al franquismo. Sí, amigo, eso no se niega. Lo que se señala como escudo franquista es un escudo compuesto por una serie de elementos concretos que determinan su identidad franquista, aunque algunos de sus elementos se repitan en otros empleados del pasado.


El franquismo tuvo su propio escudo, precisamente para que fuese identificado como tal y diferenciarse del de los Reyes Católicos. Si usted dice que el águila era el de los Reyes Católicos cuando vea un escudo franquista, no dude de que Francisco Franco le soltaría una hostia si estuviera a su vera. El Generalísimo tomó el águila de aquel, pero añadió más elementos para tener su propia identidad. Por eso cuando señalamos un escudo como franquista, lo hacemos al identificar en él los elementos decorativos añadidos por este régimen dictatorial.
El error que suelen cometer los defensores de este escudo, cuando se hace mención al águila imperial, es tratar de darte una lección de historia argumentando una especie de legitimidad ancestral y sagrada por tener su origen en el escudo de 1492. Sin más. Al menos, si es usted es franquista, no rehuya de su escudo, desgravando el fascismo que practicaron con orgullo. Sea valiente y diga "el águila ya existía durante el Reinado de Castilla, pero este águila es el de mi escudo franquista".

Vamos allá.
 

Escudo de los Reyes Católicos


El águila
Es el soporte del escudo, el águila de San Juan Evangelista, incorporado por Isabel la Católica por su devoción al evangelista. Su alas se muestran ligeramente desplegadas e iniciando el vuelo.

Emblemas de Castilla y León
Acuartelado y partido en cuatro, aparecen simbolizados mediante dos castillos dorados y dos leones rampantes el Reino de Castilla y de León.

Emblemas de Aragón y Sicilia
Acuartelado por barras paralelas verticales que simbolizan la Corona de Aragón, y la combinación de barras paralelas y dos águilas coronadas que simbolizan el Reino de las Dos Sicilias.

El yugo
Es el símbolo de Isabel I de Castilla, cuyo nombre en la Baja Edad Media se escribía con "Y" (Ysabel).

El haz de flechas
Es el símbolo que representa a Fernando II, cuyo nombre empieza por la misma letra ("F") que el icono representado: Flechas.

La granada
Símbolo que representa la conquista nazarí, el Reino de Granada.

"Tanto Monta"
Leyenda expandida en una cinta en referencia al mito de Alejandro Magno en que cortó el nudo gordiano, y que representaba la metodología política en que los Reyes Católicos aplicaban la solución de las cosas sin importar los medios.


Así pues, un escudo como el que vemos aquí arriba, que carezca de algunas de las partes imprescindibles y claves que conforman su identidad, deja de ser el escudo de los Reyes Católicos, aunque contenga elementos que se repitan, coincidan o hayan sido tomados de este para ser otro distinto. 

Pueden verse otras variantes del escudo en su carácter cromático o de forma si revisan bibliografías y navegan por la red, cuya exactitud de encaje y dibujo no sea la misma, pero sin duda, la agrupación de los objetos detallados y fundamentales hacen que el escudo sea el mismo y no otro. 

 

Escudo franquista


Se identifica por los siguientes elementos:

El águila
El soporte del escudo es también el águila de San Juan Evangelista, tomado del de los Reyes, pero a diferencia del anterior, aparece con las alas plegadas.

Emblemas de Castilla y León
Se conserva el cuartelado de los reinos de Castilla y León.

Emblemas de Aragón y Navarra
Se conserva el cuartelado de Aragón, pero sustituyen el Reino de Sicilia por el Reino de Navarra.

El yugo y el haz de flechas
Se conservan ambos símbolos en referencia a los Reyes.

La granada
También se mantiene el símbolo del Reino de Granada.

"UNA, GRANDE Y LIBRE"
El lema "TANTO MONTA" es eliminado y sustituido por "UNA, GRANDE Y LIBRE" situada ahora sobre el cuello del águila en la zona superior del escudo.

Columnas de Hércules
Se incorporan coronadas y rodeadas con una cartela con la leyenda "PLUS ULTRA".


 

Escudo franquista abreviado


Es una versión simplificada del escudo anterior creado con el objetivo de optimizar trámites burocráticos como sellos, billetes, etc.

El estandarte
Se simplifican los cuartelados a solo cuatro casetones: Castilla, León, Aragón y Navarra.

Las Columnas
Son ubicadas dentro de las alas del águila.

El resto de elementos que componen el escudo se mantienen igual.


 

El franquismo incluyó las columnas de Hércules bajo las alas

Como he comentado hace un momento, este escudo abreviado fue creado por el franquismo para facilitar su uso de cara a logísticas burocrácticas como el de la producción de sellos, monedas, billetes, etc. Veamos algunos ejemplos.

Este es un billete de cien pesetas perteneciente a la colección del Banco de España que no llegó a ser emitido, supuestamente porque se consideró que dificultaría la financiación exterior del gobierno debido al rechazo que la figura de Franco tenía en gran parte de la comunidad internacional. Está fechado el 9 de Enero de 1940. Como se observa en el reverso, el escudo, indudablemente franquista al estar presente la bandelora con el lema "Una, Grande y Libre" sobre el cuello del águila, ya incluye las columnas dentro de las alas.


Este es otro billete no emitido de una peseta impreso en Septiembre de 1940 por la imprenta Rieusset de Barcelona. En el escudo franquista también se observan las columnas bajo las alas del águila.
También en el billete de una peseta impreso en 30 de Abril de 1938 (Burgos), observamos que el escudo franquista tiene las columnas bajo las alas del águila.

También en las monedas de 25 y 50 pesetas fabricadas a partir de 1957, incorporan este detalle, el de incluir las columnas bajo las alas de un águila que se muetra inclinada en pleno vuelo, y adosadas a la insignia.

Los trabajos de ornamentación arquitectónica tampoco fueron una excepción. Durante el régimen, un buen puñado de referencias en edificios, plazas, fuentes, monumentos, etc., retrataron el escudo con esta modificación que todavía hoy muchos siguen negando. En ellas también quedó reflejado que las columnas se colocaron en el interior de las alas.

Por orden: 1. Escudo franquista en la vidriera del Banco de España de Alicante. 2. Escudo franquista que corona el edificio de la Agencia Tributaria en Bilbao. 3. Escudo franquista en la fachada del palacio de Capitanía en Barcelona. 


Por tanto, queda demostrado que el franquismo incluyó las columnas de Hércules tanto dentro como fuera de las alas del águila durante el periódo que duró su régimen.

 

Versiones del escudo franquista


Existen algunas versiones del escudo franquista de 1938 que toman rasgos de la versión abreviada. Se forma así una versión híbrida que suele confundirse con el escudo de la Transición, posterior al franquismo, cuyas similitudes son prácticamente iguales, pero con diferencias que la hacen distinguible si no te dejas llevar por la pereza ni la ignorancia. Veamos algunos ejemplos.

Esta es la versión más conocida de la bandera franquista, cuyo aspecto mantiene algunas diferencias con los dos escudos mostrados anteriormente, pero que conserva las piezas fundamentales del franquismo. Veamos los detalles.

El águila
Aparece con alas plegadas, de nuevo muy rectas en verticalidad y su rasgo más característico son las líneas blancas que dibujan la forma de las plumas. Existen dos líneas blancas en zigzag que dibujan también el plumaje del cuello que la hacen inconfundible. Este detalle se da únicamente en el escudo franquista, no en otros.

Cuartelado
Se conserva el cuartelado de los reinos de Castilla, León, Aragón y Navarra.

El yugo y el haz de flechas
Se conservan ambos símbolos.

La granada
También se mantiene el símbolo del Reino de Granada.

"UNA, GRANDE Y LIBRE"
Este lema aparece en este escudo sobre una banderola rojigualda, a diferencia de otros anteriores. También la palabra "Grande" queda dividida en dos: "Gran" y "De" a ambos lados del animal. Otro rasgo importante es que la banderola sigue estando rodeando el cuello del águila. Este rasgo parece ser el más característico de la heráldica franquista.

Columnas de Hércules
Se ubican en el interior de las alas, al igual que en la versión abreviada. Es decir, encontrar las columnas dentro de las alas no es posterior al franquismo, dado que ya se incluían.

 

Escudo de la Transición


Como he mencionado antes, en el postfranquismo, el escudo de la Transición estuvo vigente desde 1977 hasta 1981. Para este periodo, el escudo tuvo algunas modificaciones poco significativas respecto al franquista.

El águila
Vuelve a aparecer ahora azorando las alas emprendiendo el vuelo, es decir, más abiertas y curvas. Aquellas líneas blancas del plumaje del cuello y alas desaparecen.

Cuartelado
Se conserva el cuartelado fraccionado de los reinos de Castilla, León, Aragón y Navarra.

El yugo y el haz de flechas
Se conservan ambos símbolos.

La granada
También se mantiene el símbolo del Reino de Granada.

"UNA, GRANDE, LIBRE"
Este lema aparece por primera vez sobre una banderola que se sitúa ahora por encima de la cabeza del águila. Este rasgo parece clave para distinguir este escudo del franquista, dadas todas las similitudes que se perciben. Ojo, en el Valle de los Caídos existen dos escudo con la banderola por encima de la cabeza, lo veremos más adelante. El lema se modifica a "Una, Grande, Libre" omitiendo la "y".

Columnas de Hércules
Se mantienen en el interior de las alas.


Pueden existir variantes del escudo de la Transición, como el que aparece en la Carta Magna de la Constitución Española, donde el grafismo del escudo da volumen al águila, y donde los detalles de líneas y colores no son los mismos, pero sin ir más allá, la disposición de los objetos y el lugar en que se ubican mantienen la identidad que la definen. Este escudo se mantuvo como oficial desde 1977 hasta 1981.
Ciertos defensores de la exhibición de banderas franquistas argumentan el legítimo uso del escudo de la Transición plenamente legal, a diferencia del escudo franquista que es preconstitucional. Sin embargo, las banderas exhibidas en público por los nostalgicos del franquismo no tienen el escudo de la Transición, son escudos del franquismo. Basta pararse unos segundos a observar detenidamente las fotografías para saber identificarla. Recuerden los rasgos fundamentales para que la bandera sea franquista: Águila con alas rectas, líneas del plumaje y banderola (rojigualda o no) a la altura del cuello. No hay confusión si entrenan un poco la vista. No se dejen llevar por argumentos sin validez, si es franquista, es franquista.

Cabe decir que las banderas exhibidas en público desde el postfranquismo, no suelen mostrar la rojigualda con el escudo constitucional, aunque sí existieron. Sin embargo, la razón por la que no son exhibidas a menudo en público puede ser debido a diversos motivos: A los nostálgicos del Generalísimo no les enorgulleció la llegada de la Transición. ¿Qué sentido tendría para ellos el escudo de la Transición sobre la bandera? Los escudos estampados sobre las banderas rojigualdas, desde que se fabrican, son los escudos del franquismo casi en su totalidad. Existieron banderas rojigualdas con el escudo de la Transición quizás a nivel institucional, pero dudo que existiese una producción de fábrica para la venta al público por demanda tan accesible como lo es la bandera franquista. Algunas de ellas pueden verse en internet, consisten en banderas de fabricación casera que incluso algún ingenuo franquista ha tomado por error para estamparla.

Los franquistas no sienten especial admiración de la Transición como ya he comentado, el régimen perdía poder. Del otro lado, los que celebraron la llegada de la 'democracia' no exhibían precisamente bandera con águilas (y poco querían tener que ver con ella después de 40 años), sino pancartas con mensajes de libertad, banderas socialistas, de sindicatos perseguidos durante el régimen, etc. Digamos que esas banderas con el escudo de la Transición apenas se hayan podido mostrar en manifestaciones del pueblo.

Cabe decir también, la pavorosa presencia del franquismo plasmada sobre el nuevo escudo de la Transición, no de manera inocente, cuyas modificaciones fueron mínimas, correspondiendo gráficamente a una realidad política y social que sufría el mismo estrago, una fantasmagórica 'democracia' bien amarrada a los estandartes del franquismo, que no dejó de sobrevolar la Transición ni tampoco se ha esfumado nunca hasta nuestros días. Es por ello, que a pesar de la legalidad del escudo de la Transición, no veo en su exhibición la celebración de la llegada de la 'democracia' sino más bien la exaltación de una metamorfosis que consistió en mantener casi intacta la vertebralidad de la dictadura franquista.

Escudos de Reyes Católicos y de Franco


Del mismo modo que el escudo de los Reyes Católicos, el escudo franquista guarda identidad bajo los elementos que se pensaron únicamente para el mismo y no otro. En otras palabras, el escudo será franquista no porque muestre el águila evangelista o las columnas, ya usadas en otros escudos ancestros, sino por la combinación de todos los componentes claves que lo hacen ser exclusivamente el escudo franquista.

Con las modificaciones que el escudo de España ha sufrido a lo largo del tiempo, ciertos distintivos han tenido una presencia intermitente y repetida en la heráldica de España durante periodos anteriores e intermedios entre el reinado de los Reyes Católicos y el régimen franquista. Entre estos objetos están el águila de San Juan, el águila bicéfala, la Corona Real, la Corona imperial, la Corona mural, el collar de la Orden del Toisón de Oro, las Columnas de Hércules, el yugo y el haz de flechas o la Cruz de Borgoña. El escudo perteneciente a los Reyes Católicos puede ser erróneamente confundido con el franquista, pues Franco empleó los mismos atributos heráldicos que habían empleado Isabel y Fernando. Este parecido no es fortuito, el régimen franquista quiso que su simbología se asemejase a la usada en esta época en la que España era el ensueño del Cid, según los teóricos franquistas.
Sin embargo, un distintivo incuestionable e irrepetible en el emblema franquista la deja en solitario: "Una, Grande y Libre".
La cartela que lleva esta leyenda alrededor del cuello del águila, se da únicamente en el escudo franquista desde la oficialidad en 1938 hasta 1977. Ningún otro escudo pasado fue igual.

Por ello, cuando un escudo estampado sobre textil, vinilo u otro tipo de soporte es señalado de franquista, no lo es por la percepción de su águila de San Juan, sino por el resto de ingredientes que la forman, es decir, el águila mas las columnas, mas Plus Ultra, más Una, Grande y Libre, etc.

Las banderas con escudos franquistas son frecuentemente conocidas como "la bandera del pollo", en alusión al ave. Cuando partidarios del franquismo o sujetos que mantienen cierta distancia con la oposición al franquismo (ni de izquierdas ni de derechas) suelen argumentar "no tenéis ni idea", pretenden argumentar que el pollo al que se hace alusión es anterior al franquismo, ya que es el águila de San Juan Evangelista. Se sienten ofendidos y suelen señalarte de ignorante. Pero sin embargo, lo que suelen ignorar estas personas es que, sin dejar de ser el águila de San Juan, el escudo es franquista al estar acompañada el ave rapaz de los incuestionables objetos para identificarla como la del fascismo. De hecho nadie desde la izquierda niega que ese águila negra sea la de San Juan Evangelista, ni que su uso sea anterior al franquismo, claro que lo fue. Pero suelen tirar por esa calle sin salida, reprochando el "nunca has cogido un libro", porque sencillamente no tienen mayor defensa que esa.


La fórmula


Esta es la fórmula para identificar el escudo franquista:

Águila

+

Cuartelado de reinos

+

Columnas Plus Ultra (dentro o fuera de las alas)

+

Una, Grande y Libre en banderola alrededor del cuello

=

Bandera franquista


Las diferencias

La principal diferencia entre el escudo de los Reyes Católicos y el escudo franquista, es que en el escudo franquista aparece el lema "Una, Grande y Libre" sobre una banderola a la altura del cuello y que las alas del águila están plegadas. 


La principal diferencia entre el escudo Franquista y el escudo de la Transición es que en el de la Transición la banderola con el lema "Una, Grande, Libre" está por encima de la cabeza del águila en lugar de estar rodeando el cuello.


Existen casos en que ni siquiera saben reconocer e identificar al águila acompañada del "Una, Grande y Libre". Existen casos en la que la identifican (y bien que lo saben), pero tratan de desgravar la carga histórica del fascismo que practicaron, y cuando se ven acorralados saltan por los cerros de Úbeda con que si el águila ya fue confeccionada en el siglo V y tal. Un argumento pobre como salidas de emergencia, y también un momento de cierto bochorno al ver como cierta fracción del franquismo se le atraganta la incoherencia y rehuyen de él, casi en plan Judas. Oiga, señor o señora, si es usted franquista, sea al menos un franquista serio, identifique sin soslayos su propia bandera y mantenga su discurso fascista como todo buen franquista, que si el caudillo le viese en este momento, moriría de vergüenza ajena.



Rarezas


Existen también representaciones en piedra con una verdadera extrañeza, por lo insólito de su versión y porque siguiendo los elementos que componen el escudo dificultan su identidad como tal. En el mismo mausoleo que el dictador ordenó construir en Cuelgamuros, el Valle de los Caídos, existen dos grandes tallas en piedra sobre los paramentos de la entrada principal a la basílica, que presentan un escudo tanto con elementos del escudo de los Reyes Católicos, como elementos del franquista e incluso detalles que después se utilizaron para el de la Transición.


En este escudo pueden verse que los cuartelados de la insignia son como los usados en 1492, véase claramente el cuartelado del Reino de las Dos Sicilias y no el de Navarra. Las alas del águila parecen estar más plegadas que azoradas. Sin embargo dos detalles hacen de este escudo una mezcla no vista antes. Aparecen las columnas de Hércules, en la zona exterior de las alas, rasgo significativo del franquismo. Y lo más extraño es ver la banderola de "Una, Grande y Libre" por encima de la cabeza del pájaro, aunque sin el lema tallado. Recordemos que este detalle distingue el escudo franquista del de la Transición.




Podríamos llegar a decir, que el franquismo, además de incluir las columnas en el interior de las alas, también hizo como suyo versiones en que la banderola estaba por encima. Esto puede incluso entenderse como que el escudo oficializado durante el periodo de la Transición no fue más que otro escudo franquista en una de sus variaciones. Aunque cabe decir, la existencia del cuartelado del Reino de Sicilia tuerce esta teoría.


Entonces ¿a qué se debe escudo? Las obras de finalización del Valle de los Caídos terminaron en 1958. La construcción se enmarcó durante el entonces vigente régimen y con un seguimiento obsesivo por parte del Generalísimo, por tanto, es algo que no descuidó en ningún momento.
Sinceramente, desconozco los motivos por los que ordenó construir este escudo, aunque dada tamaña locura, diría que en un momento altivo en que se regodearía de su gloria, el tipo pensaría en casar las heráldicas de los Reyes Católicos con la suya propia, una especia de homenaje por la gloria de su imaginación, un "mézclalo todo aquí y hora antes de que se me pase el éxtasis".


La bandera del pollo


Es muy, pero que muy difícil, que "la bandera del pollo" sea otra más que la franquista. Desde la cultura del consumo accesible al pueblo, dudo que cualquier empresa de artes gráficas en la periferia de un polígono industrial emplee su tiempo y apueste por la rentabilidad en la fabricación de banderas rojigualdas con escudos de la Edad Media. No seamos tontos. Todas las banderas rojigualdas con un pollo estampado vistas hoy en televisión, estadios de fútbol, peñas falangistas, aniversarios el 18 de Julio, salpicaderos de taxis y aledaños del Valle de los Caídos, no son banderas de los Reyes Católicos. ¿Quién demonios acude a decir que es la bandera de los Reyes Católicos? Será el águila de San Juan, pero el escudo es el franquista.

La cruz gamada también fue anterior al nazismo, sin embargo una cruz gamada sobre un círculo blanco enmarcado en una bandera roja es la bandera del nazismo. El yugo y las flechas son símbolos de Isabel y Fernando, anteriores a la insignia de la Falange, sin embargo el símbolo en que un yugo y unas flechas están dispuestos de una manera determinada, forman el escudo de la Falange, nadie lo niega. Del mismo modo, un águila soportando los reinos de la España medieval con el lema "Una, Grande y Libre" no es otra cosa que una bandera fascista, se ponga el águila todo lo evangelista que quiera.

Dirán que la bandera fue la de España, oficial y legal, durante el régimen franquista, cosa que es cierta, para no hablar de que también es una bandera fascista.
Dirán que la rojigualda ya fue empleada por Carlos III en 1785, cosa que es cierta, para no hablar de que la bandera del pollo también es una bandera fascista.


Caso Juan José Padilla


En estas semanas se ha hablado de la exaltación que el torero, Juan José Padilla, hizo al cubrirse con una bandera franquista al terminar su faena en Jaén. Un gran número de comentaristas de la red, y también periodistas radiofónicos (Carlos Herrera), advirtieron que la bandera usada por el tonadillero no era la franquista, sino la bandera de la Transición. Hasta el conocido columnista Antonio Burgos mete la pata al decir que el escudo que lució Padilla es el que aparece en el texto de la Constitución. No es cierto. Todo un error que delata la ignorancia sobre sus conocimientos o bien una ausencia importante de reconocimiento gráfico o memoria gráfica, como lo quieran llamar.

A través de las fotos publicadas en los medios, no logran identificar que ese escudo estampado sobre la tela arrugada que el torero lleva a la espalda, es la bandera franquista, ni más ni menos. ¿Por qué pienso que llevo razón? Porque sencillamente he analizado el escudo sobre datos gráficos y objetivos que existen, en la cual los detalles ornamentales son inconfundiblemente los mismos que los plasmados en la banderas franquistas oficiales. 

Como he comentado anteriormente, hay escudos franquistas con distintos detalles gráficos, pero no con diferencias de composición. Esta variedad puede deberse a que los diversos fabricantes de banderas, han diseñado desde sus puntos de producción, un dibujo del águila con leves y ligeras diferencias, pero siempre está presente el elemento clave, insisto: La banderola de "Una Grande y Libre" a la altura del cuello.   

Esta bandera que podemos ver en la imagen de abajo, y que ya hemos analizado más arriba, es probablemente la bandera más consumida y exhibida por los fieles franquistas en sus celebraciones. Es muy posible que tenga un único fabricante, ya que los detalles del águila y el escudo en general no son parecidos, es que simplemente es el mismo escudo replicado en cientos de banderas.

 

No tengan más dudas, es el escudo franquista


Da lugar a pocas dudas, de que siendo la bandera más usada por los franquistas (incluso por la Fundación Francisco Franco), puedan ahora excusar al torero al decir que su bandera es de la Transición. Pues no, oiga, es la misma bandera que usan los franquistas, y los franquistas no usan banderas de una Transición que puso fin a su amado régimen.

Veamos los detalles de la bandera que lució Padilla.


¿Sigues teniendo dudas? La bandera de Padilla no es otra que la franquista


¿Puedes reconocer una bandera franquista?


Después de saber qué elementos componen una bandera franquista ¿sabrías identificarla sin complejos? Vamos a verlo. No se precipiten, tomen unos segundos para identificarlas.


Todas esta banderas muestran ligeras diferencias en las formas, el águila, el color, etc., pero repasen la fórmula y el rasgo más importante de todos: La banderola con el lema y su situación alrededor del cuello. Si se cumple, no tengan dudas, están ante una bandera franquista.
Podrán decirle que el águila de San Juan, que es la de la Transición, que es la de los Reyes Católicos. No se preocupen, el franquismo adoptó el águila de San Juan y lo hizo suyo, es el escudo franquista.


Hablemos sobre escudos mejor que sobre banderas


El motivo por el que es más óptimo hablar de escudos que de banderas, es porque en la historia de la heráldica, el escudo es la insignia que atribuye un icono concreto a un gobierno concreto. La bandera rojigualda, como ya sabrán, ya fue el soporte de otros escudos pasados como el de la I República de España o el escudo borbónico de Carlos III.
La suma de las bandas roja y amarilla como fondo mas un escudo de turno, representó oficialmente la bandera de España en un periodo concreto de la Historia. Dada esta unión, lo que diferencia a unas banderas de otras no es entonces el color rojigualda, sino el escudo que se plasme en ella. Y esto ocurre cuando comparamos banderas franquistas y banderas de la Transición, el único modo de diferenciarlas es identificando el escudo.

No olvide que el fascismo no solo se identifica por el símbolo exhibido en unas banderas. Los cánticos, los saludos como el del brazo y mano extendida, o los lemas como el de "arriba españa" que tuvieron su origen en el franquismo, son también un buen signo para reconocerlo, y por descontado queda la fracción facha que, acomplejados del uso del escudo, no dudan también en esconderse tras la actual bandera monárquica.


Ser consecuentes con la bandera franquista


La exaltación de este escudo, es ni más ni menos que la exaltación del fascismo, es decir, un régimen que aplicó una severa dictadura fascista. Si es usted franquista, reconozca que es fascista. Pero no se quede solo ahí, reconozca que es usted soporte de la ideología más mortífera de la Historia cuya razón de ser y motor filosófico fue el exterminio y el asesinato, cómplices del nazismo en la primera mitad del siglo XX. Ser equidistante con la condena del franquismo tampoco es moco de pavo. Si viajase usted mañana a la antigua Cracovia y encontrase mientras visita las ruinas de Auschwitz Birkenau a un nazi exaltando la bandera nazi, ¿se mantendría usted equidistante como lo hace con la franquista? ¿Le parecería solo una bandera y nada más? ¿Lo consideraría libertad de expresión?
El fascismo en España ha sido condenado mundialmente por la ONU sin que el Gobierno de turno  haya aplicado políticas en favor de la víctimas del franquismo, cuyo número convirtieron a España en el segundo país con más desaparecidos del mundo. ¿Qué posición adopta usted ante esto?

Recuerde que, si condena usted el franquismo, y en adelante identifica sin lugar a dudas una bandera franquista exhibida públicamente, no se amilane por las respuestas con las que puedan azotarle, todas están llenas de errores y flaquean de tanta falsedad. 


Fuentes:
https://www.heraldicahispanica.com
http://queaprendemoshoy.com/
http://www.numismaticodigital.com/
http://michelmanrique.blogspot.com.es/
https://antoniocdelaserna.wordpress.com/
http://filateliablasco.com/

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios: