Últimos Posts


"A pesar de que los hechos son la mejor prueba de la efectividad, la forma más fácil de corromper a un político es votándole por sus méritos. Al político no se le premia, se le pone a prueba."


Dudo que los familiares de todos y cada uno de los soldados americanos muertos usados para luchar contra el terrorismo celebren el dia en que Obama anunció que habían matado a Bin Laden haciendo justicia, los ataúdes de sus hijos les descubrió que todo era un engaño. No creo que los yankis saltasen agitando la bandera si en las pantallas de Times Square se mostrasen fotografías de los inocentes muertos en esos países por balas y bombas que ellos han pagado, por tanques y aviones enviados por ellos mismos, que sean honestos.

¿Qué tienen que celebrar? Entiendo el sentimiento vengativo, pero celebrar esto es como saltar sobre las tumbas de los inocentes y creer que todo esto que habeis armado y todos estos muertos durante años ha merecido la pena para matar a un solo hombre.
Somos escoria.

¿Qué fiesta tratan de justificar? Os vendais los ojos con vuestras banderas sin querer ver, solo deseais saborear, no habeis entendido nada de toda esta historia. Sois solo espuma efervescente sin llegar al fondo de las cosas. Sois borregos si pensais que sois los buenos de la película, si ni siquiera habeis visto una imagen que pruebe la verdad, os basta con tragaros un anuncio presidencial y ya está... Menos mal que soy consciente de que no todos sois iguales...

Este júbilo es una muestra más del tropiezo perpetuo de la conducta humana en el siglo XXI, irreversible. 

Asustado por una reyerta de nervios
se refugió desapercibido en el dedo gordo del pie.
Permanecerá allí, hasta que se esfume el peligro
de que estallen los ventrículos.


Asoma y da un buche de arroyo,
afluente del río Arteria.
No sabe que es soluble,
no sabe que si empapa sus labios
su agarre de orilla
se revierte directamente al sistema.


Disuelto, se riega disperso,
retorna para escaparse de nuevo.

Nunca pensé que desmayarse 
significaba adentrarse en los días de Junio.
Para desmayarse antes hay que desabrilarse y desmarzarse.
Como el hijo de Diciembre, me devisto de meses en los siempre ajenos e impersonales aledaños de las estaciones.
El indomable ciclo del metamorfoseado tiempo, 
me obliga a transformarme siempre 
con la elegancia de una invitación inconstestable.

La fecundación de mi prima Vera, 
el calor de los días enjuliados, 
la tierra sombra consumida en la cumbre de Octubre, 
y el entrañable cuchillo helado que unta blanco titanio en el frente enerado.

Dicen de la frontera, que son los confines de los estados. Un límite. Una línea. Hasta aquí esto es mío, hasta aquí este soy yo. Hasta aquí mi casa. Más allá no soy yo. Mas allá es otro, más allá es la diferencia. La frontera nos marca las exclusión del otro, la diferencia. La frontera es una identidad, la frontera es una economía. Las frontera es un modo de pensar, y otro modo de pensar nos hace preguntarnos por qué hay fronteras sobre el suelo de una tierra que en el fondo no es de nadie.


Cera de Babilonia - Salvador Ortiz

Quiero presentaros una fantástica novela escrita por el joven escritor Salvador Ortiz el pasado año y que lleva camino de ser un exitazo entre las obras de la literatura fantástica española.Cera de Babilonia es una historia basada en la accidental inmersión de un joven con una entregada vocación a la hipnosis, en el secreto y hermético origen de los dones, el poder del conocimiento de los seres ilustres y la expansión de sus capacidades a través de los siglos de nuestra historia, que han marcado la diferencia entre los que abanderan las eras de la evolución y los meros rescoldos que sedimentan en la cola de la humanidad.
Entre el suspense que tensiona la relaciones de los personajes y el tapiz ancestral habilmente incrustado con una curiosa etimología, esta obra se gana el merecido premio de ser leída.

Debido a su precoz éxito de ventas, la editorial ha decidido lanzar una segunda edición en la que Salvador me pidió colaborar para que la novela estuviese acompañada de una serie de ilustraciones, una tarea de lo más grata y satisfactoria, y cuyo resultado os animo a degustar cuando en breve este libro esté en la librerías de tu ciudad.
Espero que os guste tanto como a mi!

Ilustración, por Antonio Velázquez

Para más información visita:
http://www.ceradebabilonia.com


Transformado en eco, continúas navegando el barco alhambresco,
deslizándote con ese paso tranquilo desdibujas paredes labradas laberínticas,
que hacen oscilar tu verbo como silva el viento en dunas del desierto.

Palpita el pulso de Dios en tu voz,
eres el trueno y la esencia frágil en una sola garganta,
explosionas sin contención
engulles el paso de los cambios.
Cazador de tiempo, como un pequeño reloj,
lo enfrascas, lo cobijas con templanza
y lo entonas volviendo las circunstancias
en encadenados instantes mágicos, maestro.

Ni un diluvio hubiese empapado más,
ni las piedras construído, ni el aire amplificado, que los cuerpos
que prendaste en esta vida con tu sazón,
ese pequeño rato, maestro
que coraje de tu marcha.

Ni los duendes se contienen ni resisten
a que se les oiga con susurro entrecortado y lagrimal
en cuestas ténues del viejo Albaicín.

Tejiste arte con una aguja irrepetible,
punzaste en el pulgar del tiempo
cuando cosías un cante más allá de los tímpanos contemporáneos,
eternizado en esa gota de sangre, que mas que sangre
no era sangre sino tu vivo e inconfundible aliento.

Hasta siempre Enrique, aquí uno que te admiró hasta la saciedad.